Biographia - Francisco Cuz


     Soy, Francisco Cuz Chen, tengo 34 años de edad, pertenezco a la etnia Q’eqchi’, soy un sobreviviente del conflicto armado interno que se vivió en Guatemala durante 36 años (1960 a 1996). Yo nací en una aldea de Cobán, Alta Verapaz, en 1977, y cuando tenía  apenas 2 años abandonamos nuestro hogar por las fuerzas de la guerra y huimos hacia las montañas en donde permanecimos por varios años.

     Mientras nos escondíamos en las montañas mi padre se enfermó y falleció de la enfermedad porque no teníamos acceso de ningún centro de salud y de ningún médico.

     Nunca mas pudimos regresar a nuestra tierra natal y por varios años buscamos un lugar donde vivir y hasta que en 1989 encontramos y nos trasladamos a la comunidad de Tanhoc (constituida en Cooperativa desde 1979), en Poptún, Petén, donde vivimos actualmente.

     En 1990, a la edad de 13 años, pude iniciar mis estudios de la primaria, que duró 6 años, me daba un poco de vergüenza porque yo era el más grande en edad entre mis compañeros, pero lo superé y con el paso de los años me fui interesando cada vez más en el estudio. En ese tiempo ya me gustaba participar en los trabajos comunales, asistir a algunas reuniones y capacitaciones sobre  cooperativismo. Finalicé la etapa de primaria a la edad de 18 años.

     Cuando inicié mis estudios de la secundaria, en 1996, ya tenía una visión sobre mi comunidad, yo quería hacer algo para solucionar algunos de sus problemas, pero no tenía la capacidad y eso me impulsó a seguir estudiando. También en ese tiempo me entró la idea de estudiar Agronomía porque me gusta mucho el campo y me gusta trabajar con la gente de las comunidades rurales.

     Con el paso de los años, gracias a Dios, he conocido a varias personas muy buenas y que me han ayudado a lograr cosas buenas en mi vida, por ejemplo: el sacerdote Rafael Gama Blanco J. S., la hermana Marifé Hellman C.PP.S., los padres de la Congregación de los Misioneros de la Preciosas Sangre en Guatemala y los miembros de la ONG Canadiense Pueblo Partisans.

     Las personas antes mencionadas de distintas maneras participaron directa e indirectamente en mi formación  personal y profesional pues al finalizar la secundaria tuve que trasladarme a la capital para sacar una carrera de nivel diversificado y luego la carrera de Licenciatura en Ciencias Agrícolas en la Universidad Rafael Landívar la cual, por dificultades personales, no he podido finalizar, pero aún tengo el deseo y la voluntad de hacerlo y no pierdo la esperanza de que algún día me graduaré de ingeniero agrónomo.

     En el año 2003 sucedió un milagro porque me encontré con, el Señor Thomas Grauman, uno de los miembros de la ONG Pueblo Partisans que ha estado trabajando durante muchos años en Guatemala y nos hicimos amigos. El señor Grauman y sus colegas al conocer mi historia y las situaciones de mi comunidad se interesaron y tendieron la mano para levantar a mi comunidad que estaba agonizando de los fracasos y de la marginación.

     Fue entonces que en el año 2006 Pueblo Partisans inició un programa en esa Cooperativa y yo he estado con ellos desde el principio y ahora la gente está contenta por los logros que ha tenido, pero aún falta más, porque el desarrollo no se logra en un periodo corto de tiempo.

     Con la ayuda de las personas de buen corazón vamos continuar los trabajos en esta comunidad y en otras que tienen las mismas o peores condiciones.

     Me gusta trabajar con Pueblo Partisans porque tiene una filosofía que se acopla a la manera de la gente y no llega como autoridad a imponer las cosas. Esa manera de trabajar le gusta la gente porque se sienten en confianza y cree en que los logros ella mismo los alcanza.

     En pocas palabras esto ha sido de mi vida, espero contarles otras cosas en una próxima oportunidad.

Tanhoc, noviembre 2011